RECERTIFICACIóN

El Proceso Recertificación Anual:

Las familias en el Programa de Vales de Elección de Vivienda deben cumplir con una elegibilidad continua bajo las directrices de HUD/SAHA que incluyen unidad de tamaño adecuado, y alquiler mensual basado en los ingresos de la familia, y composición familiar.

SAHA utiliza el sistema Enterprise Income Verification (EIV) para validar la información de ingresos reportada por los participantes para ambos programas de vivienda pública y Sección 8.  El sistema EIV utiliza electrónicamente fuentes independientes, tales como aquellos mantenidos por la Administración de Seguro Social, Agencias de Recopilación de Información de Salario Estatal, y proveedores privados, para confirmar las cifras de ingresos provistas en la solicitud y la recertificación. El reportar intencionadamente un número menor de ingresos puede resultar en la aplicación de cargos retroactivos, terminación de la asistencia, y/o un proceso judicial a través de la oficina del Fiscal del Distrito.

Cambios de Ingresos y/o Composición Familiar – Todos los cambios en los ingresos familiares deben ser reportados a SAHA en 10 días laborables a partir del cambio.  La familia debe informar a SAHA del nacimiento, adopción o mandato judicial de custodia de un menor en 15 días.  La familia debe solicitar la aprobación de SAHA para añadir a cualquier miembro de la familia como un ocupante de la vivienda.  No reportar los cambios puede resultar en aumentos de alquiler retroactivos o terminaciones del contrato de arrendamiento.

Peticiones de Traslado- Todas las peticiones de traslado de emergencia, tamaños de unidad, y/o alojamiento razonable deben ser dirigidos a la oficina de SAHA para verificación de los documentos para asegurar el cumplimiento de las regulaciones.

Obligaciones de la Familia:

  • La familia debe encontrar una unidad aprobada por SAHA antes de la fecha de caducidad del Vale de Elección de Vivienda (HCV). Toda petición para una extensión del plazo del vale debe ser sometida a SAHA por escrito antes de la fecha de caducidad del vale. Si SAHA extiende el plazo del vale, la familia debe usar el vale para arrendar una unidad antes de la fecha de caducidad de la extensión estipulada en el vale.
  • La familia debe proveer toda información que SAHA o HUD determinan ser necesarias para la administración del programa, incluyendo la entrega de evidencia de ciudadanía o estatus elegible de inmigración.
  • La familia debe revelar y verificar los números de seguro social y debe entregar formularios de consentimiento para obtener información.
  • La familia debe entregar toda información requerida por SAHA o HUD usada en una reexaminación programada regularmente o una reexaminación provisional de los ingresos y composición familiar de acuerdo a los requisitos de HUD.
  • La familia debe reportar a SAHA por escrito cualquier cambio de ingresos en 10 días laborables a partir del cambio.
  • La composición de la familia asistida que reside en la unidad debe ser aprobada por SAHA. La familia debe notificar a SAHA por escrito del nacimiento, adopción o mandato judicial de custodia de un menor en 10 días laborables.
  • La familia debe solicitar la aprobación de SAHA para añadir a cualquier otro miembro de la familia como ocupante de la unidad.  Ninguna otra persona excepto los miembros de la familia puede vivir en la unidad con la excepción de los niños de adopción temporal o auxiliares internos aprobados por SAHA.
  • La familia debe notificar a SAHA por escrito en 10 días laborables si un miembro de la familia ya no vive en la unidad.
  • La familia debe proveer toda información requerida por SAHA para verificar que la familia está viviendo en la unidad o información relacionada con la ausencia de la unidad de la familia.
  • Si algún miembro de la familia va a estar ausente de la unidad por un periodo de más de 45 días consecutivos, la familia debe notificar a SAHA por escrito en 10 días a partir de la salida de la unidad de dicho miembro.
  • La familia debe notificara a SAHA y al propietario antes de mudarse de la unidad o poner término al contrato de arrendamiento.  La familia debe cumplir con los requisitos del contrato de arrendamiento referentes a un aviso al propietario por escrito.  La familia debe proveer un aviso por escrito a SAHA a la misma vez que el propietario es notificado.
  • Toda información proporcionada por la familia debe ser verídica y completa.
  • La familia es responsable de las deficiencias de las Normas de Calidad de Vivienda (HQS) causadas por la familia por falta de pagos de los servicios públicos o electrodomésticos provistos por el inquilino, o daños en la unidad de vivienda o el recinto, a parte del desgaste natural, causado por cualquier miembro de la familia o huésped.  Los daños que sobrepasen el desgaste natural serán considerados daños que pueden ser aplicados a su depósito de garantía.
  • La familia debe pagar las facturas de servicios públicos y proveer y mantener todos los electrodomésticos que no se requieren sean provistos por el propietario bajo el contrato de arrendamiento.
  • La familia debe permitir que SAHA inspeccione la vivienda a horas razonables y después de un aviso razonable.
  • La familia no debe cometer violaciones serias o repetidas del contrato de arrendamiento.  Violaciones serias y repetidas incluyen, pero no están limitadas a, no pagar el alquiler, molestar a los vecinos, destrucción de la propiedad, costumbres de vida o limpieza de hogar que causan daño a la vivienda o recinto, y actividades criminales.
  • La familia debe proveer a SAHA una copia de un aviso de desalojo en 10 días laborables a partir de la fecha en el aviso del propietario o la fecha de la orden judicial.
  • La familia debe usar la vivienda de asistencia como su residencia familiar.  La unidad debe ser la única residencia de la familia.
  • La familia no debe subarrendar la unidad, asignar el contrato de arrendamiento, o transferir la unidad.  Subarrendar incluye recibir pagos para cubrir los costos del alquiler y servicios públicos de una persona que vive en la unidad que no está en la lista como miembro de la familia.
  • La familia no debe ser dueña de o tener intereses en la unidad.
  • Los miembros de la familia no deben cometer fraude, soborno, o cualquier otro tipo de acto criminal o de corrupción  en conexión con el programa.
  • Los miembros de la familia no deben participar en actividades criminales relacionadas con las drogas o actividades violentas o cualquier otra actividad criminal que amenace la salud, seguridad o el derecho de otros residentes y  personas que viven en la inmediata vecindad del recinto de disfrutar con tranquilidad.
  • Los miembros de la familia no deben practicar el abuso de alcohol en una manera que amenace la salud, seguridad o el derecho de otros residentes y  personas que viven en la inmediata vecindad del recinto de disfrutar con tranquilidad.
  • Una familia o un miembro de la familia que recibe asistencia no debe recibir asistencia del programa HCV a la vez que recibe otro subsidio de vivienda, para la misma unidad o una unidad diferente bajo cualquier otro programa de asistencia de vivienda federal, estatal o local.
  • Una familia no debe recibir asistencia del programa HCV mientras reside en una unidad que es propiedad de un padre, hijo, abuelo, nieto, hermano de cualquier miembro de la familia, a menos que SAHA haya determinado (y haya notificado al propietario y la familia de tal determinación) que el aprobar el alquiler de la unidad, a pesar de tal parentesco, proveerá un alojamiento razonable para un miembro de la familia que es una persona con discapacidad.
  • La familia debe repagar todas las deudas debidas a SAHA. Si la familia entra en un acuerdo de repago con SAHA, la familia debe seguir los términos del acuerdo de repago.

 

Obligaciones de SAHA:

  • Proveer a los residentes acceso a sus archivos si lo solicitan y permitirles disputar los datos provistos (empleador, SWICA, y/o SSA) en caso de que haya discrepancias.
  • Notificar a las familias por escrito de todo cambio en la cantidad del alquiler, a través del Aviso de Ajuste de Alquiler, 30 días antes de cualquier aumento del alquiler.
  • Las familias que no respondan a la cita inicial de reexaminación recibirán una cita final.  Si no responden a la petición final puede que se rescinda el contrato de arrendamiento.

 

 

Comunidades Seguras:
La intención de todas las viviendas de asistencia federal es proveer un lugar seguro donde vivir y formar una familia, no un lugar para cometer crímenes, usar o vender drogas o aterrar a los vecinos.  Es la intención de la Autoridad de Vivienda implementar y apoyar por completo una política que está designada para ayudar a promover y mantener comunidades seguras, libres de droga y libres de violencia.

Consideración Justa:
Todos los procedimientos de selección y desalojo serán administrados justamente y de tal manera que no haya discriminación basada en la raza, color, nacionalidad, religión, edad, sexo, estatus familiar, discapacidad, otros grupos protegidos legalmente, y que no viole su privacidad.  Hasta el punto máximo posible, la Autoridad involucrará a otras comunidades y entidades gubernamentales, además de organizaciones de residentes, para promover y ejecutar esta Política. Esta Política será publicada en tablones de anuncios de la Autoridad y se tendrán copias disponibles para los residentes y/o los solicitantes que las pidan.

Causa de Denegación – Definiciones

  • La familia no ha cumplido con una de las obligaciones familiares bajo el programa (vea más arriba).
  • Un miembro de la familia ha sido desalojado de una vivienda con asistencia federal en los últimos cinco años.
  • Una Autoridad de Vivienda ha cancelado la asistencia bajo el programa de un miembro de la familia en los últimos cinco años.
  • Un miembro de la familia ha cometido fraude, soborno, o cualquier otro tipo de acto criminal o de corrupción  en conexión con el programa.
  • La familia actualmente debe alquiler u otras cantidades a una Autoridad de Vivienda en conexión con el programa HCV Sección 8 o cualquier otro programa especial relacionado.
  • La familia no ha reembolsado a una Autoridad de Vivienda por cantidades que la Autoridad de Vivienda pago a un propietario bajo el contrato de Pagos de Asistencia de Vivienda por el alquiler, daños a la unidad, u otras cantidades que deba la familia bajo el contrato de arrendamiento.
  • La familia no ha cumplido con los términos de un acuerdo de repago que estableció con SAHA.
  • Un miembro de la familia ha amenazado o ha tenido un comportamiento violento o abusivo con el personal de SAHA.
  • Un miembro de la familia está registrado bajo un requisito de registro estatal como agresor sexual, sin importar si el requisito de registro es de por vida.
  • Un miembro de la familia habitualmente pierde sus ingresos antes de la recertificación sin causa justa.

Audiencias Informales:
Si se recibe información que cause que la Autoridad de Vivienda ponga fin a la asistencia, y la familia disputa la información, se les dará la oportunidad de una audiencia informal conforme a los Procedimientos de Audiencias Informales del Plan Administrativo de Sección 8. Para información referente a las audiencias informales, llame al: (210) 477-6066 o Fax: (210) 477-6206.